Microordenadores - Retroinformática y placas modernas de desarrollo

Nueva placa Sugarless +2 para adaptar un ZX-Uno a la caja de un ZX Spectrum +2A/+2B/+3

Hardware recomendado
23 de Julio de 2017
Etiquetas:

Hay tantos dispositivos en el mercado que decidirse por uno puede ser difícil; todo depende del uso que le vayas a dar, ya que no es lo mismo un servidor que funciona sin monitor que un reproductor multimedia para el salón.

Las placas de desarrollo tipo ARM están en auge debido a su bajo coste, tanto en importe como en consumo eléctrico, por lo que ya no tienes los problemas que había antes para tener un pequeño servidor en casa.

Con una placa moderna puedes hacer un montón de funciones, desde ver series en la tele del salón hasta ejecutar todo tipo de programas, sensores, dispositivos inalámbricos y todo lo relacionado con redes.

Pautas para no equivocarte al elegir una placa

Lo primero a tener en cuenta es el uso que le vas a dar. No es el mismo uso el que le va a dar un desarrollador que quien sólo va a usarlo para jugar a emuladores de consolas antiguas, montar un servidor casero o configurar un firewall para securizar la red de casa. En mi opinión, con los que no te vas a equivocar al comprar son estos:

  • Raspberry Pi 3 Modelo B para centro multimedia y computación de propósito general. Su mayor ventaja es que al ser el original es el que tiene mejor soporte y es más versátil, aunque no sea el más potente.
  • PC Engines APU2 para montar un router firewall y servidores, tanto en casa como en oficina.
  • EdgeRouter Lite para un mero router firewall.
  • ZX-Uno (o el vitaminado ZX GO+) para disfrutar de sistemas de 8 bits, especialmente el ZX Spectrum.
  • Mist Board para disfrutar de sistemas de 16 bits, especialmente Atari ST y Amiga o la versión 100% compatible MISTICA FPGA16.
  • Huawei HG556a con LEDE para redes Wifi; lo ideal es comprarlo barato de segunda mano.

Ten en cuenta que tanto el ZX-Uno como la Mist requieren cierto trasteo por lo que pueden no ser las más indicadas para usuarios inexpertos, aunque al menos en el caso del ZX-Uno, con la ayuda que se ofrece en el foro oficial no debes de tener problema.

Emuladores y retrogaming

Para jugar a emuladores las opciones a día de hoy son las siguientes:

  • PC con Unix/Linux
  • PC con Windows
  • Placa ARM

De las tres opciones la que ofrece la emulación más fiel es usar un PC con Windows. Ten en cuenta que algunos emuladores, especialmente MAME, no ofrecen la misma calidad en arquitectura ARM comparado con X86. Además de eso, los emuladores en Windows funcionan mucho mejor. Tras unas pruebas con emuladores de NES, para mi gusto la calidad de la emulación en la RPi 3 está lejos de llegar a la calidad de los emuladores en Windows. De momento la mejor opción es un PC si quieres jugar en condiciones.

Si vas a usar ARM puedes instalar los emuladores o usar sistemas operativos como Retropie y Recalbox para tener todo en uno.

Si optas por la emulación, mi recomendación si eliges una placa diferente a la Raspberry Pi 3 es que mires que esté soportada en Recalbox y Retropie y que esté soportada por mainline Linux.

Una interesantísima alternativa a la emulación: las placas FPGA

Si eres un jugón a la antigua usanza y los emuladores no te producen las sensaciones que buscas, los microordenadores basados en FPGA; se trata de clones de la circuitería con hardware moderno que funcionan como una réplica de la máquina original. Entre ellos destaco los siguientes:

Con ellos tienes una fotocopia más o menos exacta de la máquina original, dependiendo de la pericia de quien hizo la implementación, de microordenadores antiguos como el ZX Spectrum, Amstrad CPC, Amiga, Atari, Commodore 64, máquinas arcade, MSX y muchos más.

Como la potencia sin control no sirve de nada, por mucho rendimiento que pueda dar una placa, si no tiene soporte de la comunidad es una placa muerta que acabará muerta de risa en un cajón. Por eso es importante comprobar que esté soportada por el kernel Linux mainline, esto es, la rama oficial, de forma que no dependas del fabricante para poder usar las nuevas versiones de Linux que vayan saliendo.

También existen rediseños con componentes fáciles de encontrar como el ZX Spectrum Harlequin, un clon de ZX Spectrum en versiones de 48K y 128K que puedes ensamblar tú mismo a partir de componentes discretos.

Centro multimedia

Si lo que buscas es ver películas en la tele del salón sin muchos requisitos mi recomendación a día de hoy es la Raspberry Pi 3 Model B ya que es la que ha sido mejor adoptada por la comunidad y donde puedes instalar la mayor cantidad de sistemas operativos, de los cuales LibreELEC es mi favorito. Otra opción es usar un Android TV o un microordenador Intel Stick con Windows, aunque he leído malas experiencias y no tengo claro cual es el bueno, por lo que no puedo recomendarte ninguno.

Está bien tener un ojo puesto en nuevos desarrollos como la placa Gigabyte GA-SBCAP3350, con una potencia mayor y arquitectura x86 64 bits con lo que la compatibilidad con todo tipo de software es mucho mayor.

Redes y servidores

Un microordenador es perfecto para instalar tu nube en casa, un router neutro, un servidor web y todo tipo de aplicaciones. La placa más versátil para montar un servidor en casa es, en general, la Raspberry Pi 3 y PC Engines APU2, y para montar un router y firewall barato el EdgeRouter Lite de arquitectura Octeon y con 3 puertos Gigabit Ethernet independientes.

Para un router wifi barato sin demasiadas pretensiones yo estoy muy contento con el Huawei HG556a con LEDE, que encontré en una tienda de Cash Converters por 3 euros.

Enlaces