Microordenadores - Desarrollos modernos para sistemas retro

El mejor panel web es ninguno
11 de Julio de 2017

Los paneles web, a pesar de su apariencia amigable, son uno de tus peores enemigos a la hora de lanzar un proyecto. Ahorra tiempo, dinero y dolores de cabeza configurando el servidor sin ningún tipo de panel, adaptando tu servidor a tus necesidades y no al revés.

Hace 10 años, antes de conocer los servidores VPS, fui un usuario de software como cPanel y DirectAdmin. Aunque en un principio pueden parecer útiles si no sabes nada ni tienes interés en aprender administración de sistemas, son una gran fuente de problemas y dolores de cabeza y te harán perder dinero.

Los paneles web, de los cuales cPanel es más usado, son básicamente una gigantesca y hambrienta maraña de código ineficiente que controla todo el servidor y dificulta enormemente la personalización, ya que con cada actualización todo puede fallar. Su función es supuestamente facilitar la gestión de un servidor para usuarios que no tienen conocimiento de administración de sistemas, haciendo "fácil" su gestión.

Por qué es una mala idea usar paneles web

El problema de fondo de los paneles web va más allá de sus limitaciones técnicas, y es que lo que sirve para todo no vale para nada. No tienen los mismos requisitos un foro PHP que una web estática o un sistema para gestionar DNS y correo. Usar un panel web implica adaptar tus necesidades a la solución, y no la solución a tus necesidades, de la misma forma que ocurre al error de adaptar el contenido a una plantilla, en vez del proceso correcto: el contenido dicta el HTML, y la suma de contenido y HTML dictan el CSS. Hacerlo al revés es construir la casa por el tejado, y antes o después supondrá darte un tiro en el pie.

Los principales inconvenientes que veo a los paneles web son los siguientes:

  • Los paneles ofrecidos suelen ser cPanel o DirectAdmin, que son de pago y software propietario.
  • En el caso de cPanel estarás atado a Linux (y con ello a systemd).
  • Tu uptime sufrirá debido a las numerosas actualizaciones.
  • Pierdes el control de lo que hace y deja de hacer tu servidor.
  • Necesitarás más RAM y CPU para ejecutar el panel.
  • El tiempo que dedicas a cuidar tu panel no lo puedes dedicar a mejorar tu proyecto.
  • Estás atado a un conjunto de software; si quieres cambiar un componente como Apache por Nginx probablemente vas a tener problemas al actualizar.
  • Perderás visitas y credibilidad porque tu web funcionará más lenta y menos estable.
  • Abrirás un enorme agujero de seguridad en tu servidor que, aunque lo mitigues con el firewall, seguirá estando ahí.
  • Necesitan PHP.

Usar un panel es matar moscas a cañonazos

Los paneles web llevan instalado de serie software que no siempre necesitas:

  • Manejo de dominios.
  • Servidor DNS.
  • Gestor de correo electrónico.
  • Gestor y editor de ficheros.
  • Manejo de bases de datos

Se suele recomendar un VPS de 2Gb de RAM para usar cPanel, y no menos de 1Gb. Esta cantidad de memoria, aunque suele estar en el techo bajo de lo que ofrecen los proveedores de VPS, es muy grande. La mayoría de los recursos estarán dedicados a cPanel, que se encarga de gestionar servicios que seguramente no necesitas, como DNS, y aunque puedes desactivarlos esto no impide que aparezcan constantes actualizaciones de seguridad.

Es menos seguro y menos estable

Si compruebas el historial de fallos de seguridad de los paneles y de todas sus dependencias comprobarás que no han sido diseñados con la seguridad en mente. Esto supone que haya que estar constantemente parcheando y reiniciando, lo que ocasiona una disrupción del servicio y la pérdida de tiempo y dinero. Eso sin contar los potenciales daños en caso de que alguien explote una vulnerabilidad.

Las ventajas de un servidor a medida

Configurar un servidor a medida tiene muchas ventajas:

  • Exprimes al máximo los recursos.
  • Es más escalable.
  • Tienes total control del sistema.
  • Obtienes más rendimiento por menos dinero.
  • El servidor trabaja para tí, y no tú para el servidor.
  • Aunque muchos digan lo contrario, no es difícil.
  • Cuando aprendes lo básico puedes desplegar y gestionar servidores con mucha mayor comodidad.
  • No tienes limitaciones a la hora de instalar software y personalizarlo como te permita.
  • Tus usuarios lo agradecerán ya que tus servicios tendrán más disponibilidad y responderán mejor.
  • Aprendes administración de sistemas real.
  • El tiempo que no tienes que dedicar a parchear lo puedes emplear en tu proyecto.

Contenido relacionado: